como calcular puntos crochet

¿Cómo adaptar los patrones de prendas a crochet a otros talles? Una pequeña guía

como calcular puntos crochet

¿Cómo adaptar los patrones a otros talles? ¿Cómo calculamos con cuántos puntos empezar si tengo que tejer otro talle?

Estas son las grandes preguntas que recibo constantemente sobre mis patrones de prendas en crochet. Aquí he elaborado una pequeña guía que les sirva de apoyo para tejer mis patrones en otros talles.
¡Empezamos!

Opción 1: la más fácil


Esta opción simplemente consiste en cambiar el grosor del hilo. Funciona muy bien en patrones simples con hilo de grosor medio. Si el hilo indicado es muy fino o muy grueso esta forma no les va a funcionar.
¿En qué consiste? Bueno, es bien fácil. Si el patrón está en talle M tejido con un hilo de grosor medio, entonces si seguimos el mismo patrón pero tejiendo con un hilo más fino nos quedará un talle S. De la misma forma, si tejemos con un hilo más grueso obtendremos un talle L. Esta es la forma más fácil y la más cómoda, ya que les evitará tener que realizar cuentas, además de que no tienen que tejer más: la cantidad de trabajo es igual en cualquier talle que tejan.
Esto me parece lo ideal, ya que de este modo las prendas en talles grandes pueden tener el mismo costo en horas de trabajo que los talles chicos. Quienes tejen de años saben bien que la diferencia en el tejido de una prenda de talle S a una de talle L son horas de tejido. Con este método nos ahorramos tejer de más, sólo consumiremos más material.
El problema es que muchas veces el patron no está en talle M y no es simple…..¿Qué hacemos?

Opción 2: ¡A hacer cuentas!

Lo siento, muchas veces los patrones que diseño son muy complicados e implican insertos y variaciones de puntos, lo que hace todo más difícil. En estos casos no queda otra que ponerse a hacer cuentas que aseguren que nuestra prenda final le va a entrar a su destinatario. Para ello vamos a necesitar un aliado incondicional: ¡el centímetro!. Este amigo y la calculadora nos van a ayudar a modificar los números de los patrones para el éxito de nuestro trabajo.
Bien, y cómo lo hacemos?


En primer lugar nos vamos a asegurar que el grosor del hilo es igual o casi igual al que figura en el patrón, esto es fundamental o esta estrategia no va a funcionar. También tenemos que usar el mismo número de aguja, sino tampoco van a lograr el objetivo.
¿En qué consiste? Vamos a modificar la cantidad de puntos a lo ancho, pero nunca la cantidad de vueltas. Esto es fundamental, si quieren que el modelo les quede igual que el patrón tienen que respetar este aspecto.
Luego, en cada vuelta vamos a tener que hacer cuentas. ¿Cómo? De esta forma:
Lo primero que van a hacer es una muestra de 10X10 cm de varetas con el hilo. De esta forma van a saber cuántas varetas entran en 10 cm. Esto es fundamental, las muestras deben hacerse siempre. Luego, vamos a leer (o ver) el patrón y vamos a ver con cuántas cadenas comienza y si tienen que ser múltiplo de algún número en especial. Luego vamos a recurrir a nuestra muestra y allí por medio de una cuenta veremos de qué tamaño quedaría la cadena inicial de acuerdo a nuestra muestra. De este modo:
si el patron dice tejer 100 cadenas (por ejemplo), y vemos que 10 varetas en nuestra muestra ocupan 5 cm, entonces eso quiere decir que esas 100 cadenas ocuparán 50 cm porque

10 cadenas————-5 cm
100 cadenas————–100×5%10=50

Como ven es la aplicación de una regla de tres simple la que nos ayuda con la cuenta. Así nos dimos cuenta que las cadenas iniciales de esta supuesta blusa corresponden a 50 cm. Pero, siguiendo con esta situación hipotética, reculta que las medidas de la cintura de la persona a la que le tejemos la blusa es de 80 cm y las indicaciones del patrón no nos sirven apara su talle. ¿Entonces cómo sabemos con cuántos puntos empezar? Fácil, tenemos que recurrir otra vez a la regla de tres. En este caso:
10 cadenas—————5 cm
cuántas cadenas?????————80 cm.

Aquí entonces multiplicamos 80×10 y dividimos por 5. Eso les dará el número de cadenas con el que tienen que empezar en este caso, es decir: 160 cadenas.

Una complicación extra es que el patrón indique que el número inicial de cadenas debe ser múltiplo de un número en particular. En ese caso, dividimos el número que nos dió la cuenta final por el número del que debe ser múltiplo. Por seguir el ejemplo, supongamos que el patrón dice que el número de cadenas debe ser un múltiplo de 3 (ya sé que 100 no es múltiplo de 3, es un ejemplo para facilitar). Si dividimos 160 por 3, nos da 53,3, lo que quiere decir que no es múltiplo y si tejemos ese número de cadenas vamos a tener sí o sí problemas ya que nos van a sobrar o faltar puntos. Lo que hacemos es al número de cadenas que conseguimos, convertirlo en múltiplo del número que pide el patrón, en este caso 159. Como ven es muy fácil, sólo tienen que aplicar matemáticas básicas y prestar mucha atención.
Esto también aplica a las marcas que solicite el patrón. Por ejemplo si dice que hay que saltear 10 puntos para la sisa, entonces también tendremos que hacer cuentas. En este caso y siquiendo el ejemplo hipotético, tendremos que calcular cuántos puntos debemos saltar nosotros, que no es el mismo número que figura en el patrón. En este caso las cuentas son sólo con número de puntos. De esta forma:

El patrón comienza con 100 cadenas————————-yo tejí 159
el patrón dice saltear 9 cadenas————————–¿Cuántas debo saltear?

Otra vez aplicamos la regla, y en este caso vamos a multiplicar 10X159 y dividir por 100, lo que da 15,9. Como ven no da un número exacto y eso les puede pasar seguido. En este caso pueden optar por saltear 15, y lo que sobra agregarlo al cuerpo de la prenda, va a depender de su criterio.

Opción 3: Hacemos cuentas pero seguimos el patrón más libremente

Otra opción para aquellas personas que no quieren hacer tanta cuenta, es seguir el patrón de forma más libre, sólo teniendo en cuenta las medidas. Claro está que ésto sólo es posible si el patrón las indica y si está formado por figuras geométicas, sin grandes adaptaciones al cuerpo. En esta opción lo que hacemos es tejer los puntos sólo teniendo en cuenta las medidas. Un ejemplo de esto serían las tazas o copas del corpiño. Anteriormente les había mostrado cuáles eran las medidas de acuerdo a los talles:

medidas copa bikini

Como ven en el gráfico, ustedes sólo tienen que tejer hasta conseguir los cm indicados y no hace falta que hagan modificaciones y cuentas innecesarias.

En conclusión

Espero que hayan entendido esta explicación de cómo calcular los puntos con los que empezar un tejido a partir de un patrón en otro talle. Esto les permitirá adaptar cualquier patrón de mi página a las medidas de su cliente en particular. Recuerden que todos somos diferentes, no hay dos cuerpos iguales y si podemos hacer la prenda a medida, ¿Por qué no?

Recuerden pasar por la tienda de patrones, donde podrán descargar muchos de mis diseños de forma TOTALMENTE GRATUITA. Te dejo además mi instagram aquí abajo, recuerda seguirme para estar más [email protected] sobre mi trabajo.

¡Un saludo y nos vemos la próxima!

2 comentarios en “¿Cómo adaptar los patrones de prendas a crochet a otros talles? Una pequeña guía”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *